Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y conocer sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede acceder a política de cookies para obtener más información.

 

Discapacidad

“Hay que poner en valor a la gente que hace cosas por la gente”

24/02/2015

Discapacidad

Por Clece SocialClece Social

Hablamos con David Casinos Sierra, miembro del jurado de los Premios Compromiso Clece y todo un testimonio de superación. Una retinopatía diabética le dejó ciego cuando tenía 25 años. El valenciano rehízo su vida convirtiéndose en uno de los atletas con discapacidad más destacados con 4 oros en las 4 últimas citas paralímpicas.

Si no encuentras tu camino, háztelo, ¿es tu lema de vida? ¿Cómo te hiciste un camino tras perder la visión?
Va a hacer ya 17 años. Hay otra frase con la que me identifico que digo en el hospital, cuando me han operado y he perdido la vista: “todos los días sale el sol y, si no sale, ya me encargo yo de sacarlo”. Es la lucha diaria la que te hace vivir y tener una ilusión extrema por enseñar a tu familia que sí, que se ha perdido la vista, pero que hay un futuro por delante. Enseñarles que se puede ver de otra manera, que es algo trágico pero que al final con la vida diaria, con empeño, con ilusión y con ellos al lado se puede vivir con una ilusión tremenda.

No deja de ser excepcional que encuentres tu camino en el deporte de alta competición
El deporte me dio una serie de opciones y de oportunidades que he elegido vivir. Poco a poco, se ha convertido en mi profesión, en mi vida.

¿Te esperabas tener un palmarés tan brillante?
Para nada. Empecé como uno más pero había un talento escondido. Ese talento más las ganas de salir, de ser autónomo, me ha dado mucha fortaleza y me ha convertido en el hombre que soy. Jamás lo hubiera pensado. Hace 22 años veía al que entonces era Príncipe Felipe con la bandera del equipo olímpico español y, 16 años después, era yo el abanderado en los Juegos de Pekín 2008.

¿Es tu familia un pilar importante?
Claro. Lo es todo. Te da la fortaleza para seguir e ilusionarte cada día. Es fantástico. Si tú estás bien, ellos van a estar bien.

Dentro de tus muchos proyectos e iniciativas, ahora eres jurado de los Premios Compromiso, promovidos por Clece, ¿cómo fue tu primer contacto con esta iniciativa?
Viene a través del deporte. Me dan el premio de honor de Randstad y allí conozco a Clece. Empezamos una amistad y me dan la oportunidad de ser jurado de los Premios Compromiso.

¿Cómo valoras la iniciativa?
Fantástica. Siempre había oído hablar de Clece y me parece muy bonito lo que hacen, poner en valor lo que hace la gente. La gente necesita ayuda de muchas maneras pero también hay que poner en valor a la gente que hace cosas por la gente.

¿Cómo ha sido la experiencia como jurado?
Muy positiva. Por ejemplo, me ha dado la oportunidad de conocer a Irene Villa que, si cabe, le da más emotividad. Destacar también la importancia de las cuatro categorías: personas con discapacidad, en riesgo de exclusión, mujeres víctimas de violencia de género y personas mayores. Va a ser una lástima no poder premiar a todos los participantes porque vale la pena hablar de todos pero solo podemos elegir cuatro.

Clece dirige su compromiso a las personas socialmente vulnerables, ¿cuál es el compromiso de David Casinos?
A mí me ha ayudado mucha gente a lo largo de todos estos años y es casi una obligación hacer algo por los demás. Para mi es fundamental, te hace sentir bien y hay gente que lo necesita. Es un feedback que nos ayuda a avanzar. Es un compromiso social, personal, de sentirme bien y de devolver todo lo que he recibido estos años.

Tu caso es realmente excepcional, ¿cómo crees que es la situación de otras personas con discapacidad a la hora de integrarse en la sociedad?
Hay muchos estereotipos que relacionan personas con
discapacidad con inferioridad. Y es todo lo contrario. Tenemos la responsabilidad de demostrar a la gente de lo que somos capaces, que podemos dar mucho más.

Entrando en tu otra faceta profesional, la del coaching, ¿qué consignas no faltan en tus charlas?
La gente habla de coach, yo les cuento una historia que he vivido, una historia de éxito. Un testimonio vital y un testimonio con un final feliz. Lo que no debe faltar nunca es la pasión por lo que uno hace y encontrar la verdadera vocación de uno mismo.

Eso es muy difícil y yo lo he encontrado.

Con tus logros profesionales y personales, ¿qué nuevos retos te marcas?
Acabo de llegar de Estados Unidos, donde he entrenado con un equipo de Nueva Orleans y he practicado inglés con la idea de cruzar el charco y también dar charlas en Estados Unidos. Ahora sigo preparando mis entrenamientos diariamente para el Mundial de Qatar que será en octubre donde hay que dar el do de pecho porque es la antesala para los Juegos Paralímpicos de Río. Sin olvidar mi mundo ONCE. Llevo además el proyecto Levante Unión Deportiva de discapacidad; el programa Somos Olímpicos; el proyecto FER de apoyo a atletas valencianos y el programa DiCapacidad de motivación personal.

¿Nos dejamos algo en el tintero?
Quiero agradecer a Clece la oportunidad de ser jurado en los Premios Compromiso. Hace 16 años no lo hubiera imaginado, pero las cosas cambian y cambian a mejor. Hay que meterse esa idea en la cabeza: cualquier cambio es duro pero nos puede transportar a unos horizontes con los que jamás hubiéramos soñado. Por ejemplo, cuando llegaba con el autobús de la empresa, bajaba y compraba el cupón a la entrada del trabajo. Dos años después lo vendía y otros dos después, daba el premio gordo.

Más articulos sobre Discapacidad:

"El deporte es una herramienta básica de integración social"

04/10/2016

Primera emisión con público de ‘Gente Extraordinaria’

28/01/2015

350 niños en la piel de personas con discapacidad

20/10/2017

¡Vente a mi caseta!

08/10/2015