Castilla y León

103 años de veteranía

05/09/2017

Mayores

Por Verónica de la Peña LópezVerónica de la Peña López

Ignacia Irus acaba de cumplir 103 años desprendiendo una gran vitalidad. Además de la experiencia de vida que atesora, es una de las usuarias más veteranas de la Residencia ‘Las Merindades’, situada en Villarcayo, una de las zonas de sierra más majestuosas de Burgos.

Ignacia está orgullosa de ser una de las usuarias más veteranas de ‘Las Merindades’, la primera residencia para mayores gestionada por Clece en Castilla y León. Entró a formar parte de la vida del centro al poco tiempo de abrir sus puertas, el 4 de enero de 2003.

Además de ser una de las usuarias más veteranas del centro, atesora una gran veteranía de vida, pues acaba de cumplir el pasado 31 de julio 103 años en compañía de sus personas más allegadas y el personal del centro, al que guarda un especial cariño por el vínculo de 14 años de anécdotas y vida compartida.

La Residencia de Las Merindades marcó el inicio y la continuidad de un proyecto de éxito con ya más de 25 Residencias de Mayores que gestiona Clece en esta  comunidad, en las que equipos multidisciplinares velan por un servicio de calidad, para que mayores como Ignacia se sientan felices y bien atendidos “con cariño y respeto, lo que es muy importante para mí y para mi edad”, relata Ignacia, que además goza de una salud espectacular. Su estado físico y cognitivo es envidiable, no toma ninguna medicación y solo se ayuda de andador para desplazamientos largos.

Ignacia nació en 1914 en Salazar de Villarcayo, en el seno de una familia de agricultores, siendo ella la pequeña de tres hermanos. En la escuela destacaba por su saber estar, por su alegría y dedicación. Más adelante cuando acabaron sus años de estudiante, dedicó su vida a trabajar en el campo con sus padres y hermanos. Comenta que nunca tuvo interés por tener un hombre cerca y eso que era “una mujer muy guapa y con reaños”. Fue lo que se dice, una mujer adelantada a su tiempo.

Si le preguntamos por el secreto de su longevidad conservándose tan bien, nos dice que seguir alimentándose como lo hacía antaño es muy importante, la comida casera de la residencia, de la de toda la vida, y lo más importante, el consejo que da a todo el que se acerca a charlar con ella: “Vive la vida con alegría y de la manera que tú quieras vivirla”.

Más articulos sobre Mayores:

Vale por un abrazo

18/01/2017

365 días de homenaje a las personas mayores

04/02/2016

Como en casa

13/10/2017

Pasapalabra

24/02/2017