Mayores

“Mi mayor empeño ha sido dar a mis hijos la oportunidad de estudiar”

05/03/2018

Mayores

Por Clece SocialClece Social

Manuela Gámez Labrador recibió un reconocimiento el 8 de marzo de 2016 del Ayuntamiento de Jimena y otras asociaciones del municipio jienense como “mujer y madre valiente y luchadora. Por la vida tan dura y sin recursos que vivió para sacar a sus hijos adelante y por su defensa incondicional por la igualdad de la mujer”. Conocemos su historia.

Nací el 8 de diciembre de 1924. Estuve en la escuela hasta que tenía 11 años. Quise seguir estudiando porque se me daba muy bien y me gustaba mucho pero mis padres no quisieron porque mi hermano mayor no había estudiado.

Me casé con 26 años y tuve dos hijos. A los 32 años enviudé quedándome con dos hijos, uno de seis y otro de dos años. No tuve derecho a pensión ni ayudas ya que no fue una muerte natural, ni por enfermedad ni por accidente, sino que fue un suicidio.

Para sacar a mis hijos adelante comencé a trabajar en casa. No existían guarderías.  Mis padres eran muy mayores y también tenía que cuidar de ellos porque mis hermanas vivían fuera. También tenía que atender a mi suegra que estaba en cama. Para poder atenderlos a todos comencé vendiendo pan en el portal de mi casa. Al poco tiempo, como los ingresos no eran suficientes, introduje en el mismo portal, un despacho de pienso para los animales.  Aún así no llegaba. Decidí entonces comprar una máquina para coser los puntos de las medias. Tenía que buscar trabajos en los que no tuviera que salir de casa para poder atender a la familia.

47 años cosiendo medias

Cuando mis hijos fueron un poco mayores empecé a trabajar también en el campo. Cuando regresaba a casa me hacía cargo de la tienda y de la costura de las medias.  Muchos días hasta muy altas horas de la madrugada. Estuve 47 años cosiendo medias hasta que el negocio comenzó a decaer y decidí hacer un curso de corte y confección para seguir adelante.

Mi mayor empeño ha sido poder dar a mis hijos la oportunidad de estudiar ya que yo no la tuve y lo he echado mucho en falta. A costa de mi trabajo y de las becas que recibieron mis hijos por ser buenos estudiantes lo conseguí.

Nunca me he venido abajo y siempre he estado agradecida por los hijos tan buenos, cariñosos y responsables que he tenido aunque uno de ellos, siendo muy joven, perdió la vida en un accidente de tráfico.

Las mujeres de hoy tienen muchas más oportunidades para  estudiar lo que les gusta y  disponen de muchos más recursos  que antes como son las guarderías para el cuidado de los niños y las residencias para poder atender a los mayores.

 

Más articulos sobre Mayores:

Más de 150 terapeutas ocupacionales reflexionan sobre el presente y futuro de la profesión con motivo de su centenario

28/03/2017

No juegues con el azúcar y vigila la diabetes

26/01/2017

Masterclass intergeneracional para establecer lazos de cooperación

12/07/2017

“Mi madre no vio que ser mujer en los años 40 fuera un obstáculo para estudiar”

08/03/2018