Cataluña

El huerto: un espacio de intercambio generacional para escolares y mayores

22/06/2017

Infancia

Por Montse Mesas DonnayMontse Mesas Donnay

En el huerto, los niños y niñas se inician en el arte de cultivar con respeto por la naturaleza. Sin duda, es un lugar para aprender vivencias directas, experimentando y tocando. Todos pueden colaborar, en la medida de sus inquietudes, necesidades y capacidades.

Los niños y niñas son acompañados por sus referentes en la escuela, quienes pueden poner palabras a lo que está sucediendo en el huerto, pero también es un espacio que se comparte con familias y otros agentes de la sociedad, como estudiantes de algún instituto próximo.

No obstante, la figura que nos gustaría destacar es la de los abuelos, que se han convertido en imprescindible por su sabiduría pero también para que su experiencia sea transmitida a los más pequeños.  En honor a todos los abuelos y abuelas que forman parte de nuestras escuelas infantiles, hemos querido tomar testimonio de la “Iaia Glòria” y el “Señor Joan”, quienes cuidan los huertos de la Escola Bressol Municipal Els Galamons, de Teià y de la Escola Bressol el Cargol, de Sant Pere de Ribes respectivamente.

IAIA GLÒRIA

-¿Qué supone para ti tener cuidado del Huerto de la Escuela? Cuidar el huerto me supone la satisfacción de ver crecer las verduras y las frutas que obtenemos de él.

-¿Los niños se muestran interesados por conocer qué se planta en el huerto? Hay algunos niños que muestran mucho interés y otros que no conocen tanto y no muestran interés. Los niños quitan las hierbas, riegan, plantan, prueban los frutos, los guisantes les encantan. A los niños y niñas les interesa de forma especial el huerto cuando hay plantas nuevas, y ven cómo van creciendo.

-Tu nieto ya no está en la Escuela pero tú continuas cuidando el huerto.  ¿Cómo es que has continuado vinculada al centro? Es un aliciente después de la muerte de mi marido, y al principio era para salir de casa, ya que vivo en la montaña. Es un motivo para salir de casa, y además me gusta participar en la escuela, los niños me gustan mucho, me dan vida y energía.

SEÑOR JOAN
-¿Cómo te gusta que la gente te reconozca en esta escuela? Joan, señor Joan, señor del huerto, como el hortelano…

-¿Cómo ha sido tu trayectoria laboral durante tu vida?  Mis primeros días de trabajo fueron en el pueblo de Sant Pere de Ribes con 14 años, ya que tenía claro que no quería estudiar más. Trabajé en una fábrica de tejidos, concretamente lo que se hacía era hilar el algodón. Me dedicaba a limpiar las piezas de la maquinaria utilizando gasóleo y un pincel.

-¿Qué supone para ti tener un huerto? ¿Es diferente cuidar un huerto dentro de la escuela que lo que tenías anteriormente? Pues mira es…no sé cómo decírtelo… por no estar en el sofá de casa. Necesito estar activo y no me gusta estar en casa, ni leer. Es diferente porque está limitado en relación a los horarios. Allí podía ir cuando quería para trabajar, pero estoy feliz.

-¿Nos podrías decir un menú que recuerdes de tu infancia? En mi casa la verdura siempre estaba en la mesa (acelgas, col, etc). Pero tengo que reconocer que a mí de pequeño la verdura no me gustaba, aunque me la comía porque no había nada más.

Más articulos sobre Infancia:

¿Podemos hacer algo para que nuestro hijo sea solidario?

18/01/2018

Ciudadanos globales del mañana

11/01/2018

¿Qué te cuento?

01/06/2017

Prevenir la violencia de género desde la infancia

09/12/2016