Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y conocer sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede acceder a política de cookies para obtener más información.

 

Violencia de género

“Es importante transmitir a las mujeres que no están solas y que pueden salir de la espiral de violencia”

12/03/2018

Violencia de género

Por Clece SocialClece Social

La Fundación Ared nace en 1994 en Barcelona gracias a la tenacidad e ilusión de siete mujeres que crearon un taller de confección con el objetivo de conseguir una alternativa profesional que les permitiera una reinserción digna y real en la sociedad. La Fundación busca promover el acceso a la plena ciudadanía, fomentando la autonomía mediante procesos de formación y acompañamiento integrales. Desde Ared se trabaja para que las personas en situación de exclusión puedan acceder al mercado laboral y para sensibilizar a las instituciones y al conjunto de la sociedad sobre esta realidad.

Durante estos años la Fundación ha atendido a miles de mujeres en riesgo de exclusión a las que ha ayudado a formarse y a conseguir una integración laboral exitosa.

“Los diferentes programas que desarrollamos persiguen mejorar la posición de las personas atendidas en el mercado de trabajo para conseguir su integración social y su inserción laboral. Llevamos a cabo itinerarios personalizados de inserción y formaciones ocupacionales en distintos ámbitos. Además, programas transversales que mejora la situación de las personas atendidas, como son el servicio de comedor social o el reparto de lotes de alimentos” cuentan desde la Fundación ARED.

En el último año, 1.270 personas participaron de los diferentes programas desarrollados por la entidad. Un 60% fueron mujeres, de las cuales 379 consiguieron empleo. Además se realizaron 14 acciones formativas llegando a 232 alumnos y los programas de inserción laboral atendieron a 1.161 personas.

Las mujeres que acuden a la Fundación Ared suelen “estar psicológicamente afectadas por sus propias experiencias vitales. Sufren situaciones de inestabilidad psicológica y emocional, pobreza extrema, exclusión social –no han tenido ninguna oportunidad en el mundo laboral regulado y no tienen hábitos laborales interiorizados–, cargas familiares –tanto descendencia como progenitores a los que tienen que atender sin ayuda– etc. Además viven situaciones de vulnerabilidad añadidas a las anteriores como pertenencia a minorías étnicas, problemas de adicción o enfermedades de larga duración, las cuales dificultan todavía más el proceso de inserción social y laboral” explican.

Dada esta heterogeneidad de situaciones, desde la Fundación insisten en que “hay  que  tener  en  cuenta  las  particularidades  de  cada  mujer porque  derivan en necesidades diferentes según cada caso. Esto obliga a trabajar de manera personalizada con cada una de las beneficiarias”.

“Integración sociolaboral de mujeres víctimas de violencia de género”

La tercera edición de los Premios Compromiso de Clece premió a la Fundación Ared con uno de los premios a mejor proyecto social por el programa “Integración sociolaboral de mujeres víctimas de violencia de género” El proyecto pretende favorecer la inclusión social y la incorporación laboral de mujeres víctimas de violencia de género, y que además, se encuentran en situación de riesgo de exclusión social. Con él se atienden a 25 mujeres víctimas de violencia machista para mejorar su autonomía personal, profesional y económica, y para aumentar su empleabilidad.

“Proporcionamos una atención integral que tiene en cuenta todos los daños que las mujeres y sus hijas e hijos menores sufren como consecuencia de la violencia de género y sus consecuencias a nivel social y económico. La finalidad es dotar a las mujeres beneficiarias de competencias, habilidades y recursos para lograr su integración social a través de su incorporación en el mercado de trabajo. Para desarrollamos distintas actividades como entrevistas de selección, entrevistas de acogida, tutorías de seguimiento, coordinación con otros agentes, formación en informática, formación ocupacional para el empleo, orientación laboral, servicio de comedor social o ayudas económicas de apoyo a todo el proceso de aprendizaje”.

Cada vez existen más recursos y concienciación sobre esta problemática “y  aún queda mucho por hacer, pero es importante transmitir a las mujeres que se encuentran en esta situación que no están solas y que se puede conseguir salir de esta espiral de violencia”.

Más articulos sobre Violencia de género:

"He estado mucho tiempo en ese callejón sin salida pero al final he salido"

03/06/2015

Mariposas de papel

15/11/2017

“El trabajo me ha cambiado todo, me ha ayudado a rehacer mi vida”

25/06/2015

“Unos Premios dedicados a los que luchan a diario contra la violencia de género”

10/11/2017