Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y conocer sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede acceder a política de cookies para obtener más información.

 

Exclusión social

“Conseguir un empleo es la mejor herramienta para la lucha contra la pobreza y la exclusión social”

14/09/2018

Exclusión social

Por Mateo Lamirán PalomaresMateo Lamirán Palomares

Desde 1957, la Asociación Nazaret Alicante se dedica a la acción social en el ámbito de la infancia, la juventud y la familia.

Aranzazu Yagüe, prospectora de empleo de la Asociación, nos cuenta que el trabajo de la entidad “se centra en aquellos menores y familias marginadas, socialmente excluidas que no reciben atención o que la que reciben es insuficiente”. Con la flexibilidad que requiere adaptarse a “las necesidades concretas, siempre cambiantes y en evolución” y trabajando “de forma coordinada e integrada en la red pública de servicios sociales”.

Uno de los proyectos concretos que materializa esta labor es el Centro de Vida que proporciona a 38 menores en situación de desamparo pisos de acogida concertados con la Conselleria de Justicia y Bienestar Social, en los que gracias “al cuidado de sus educadores, pueden recuperar su infancia y crecer de una forma normalizada y positiva”. Nazaret también cuenta con un Centro de Acción Educativa Singular (CAES) que acoge a 178 alumnos de Primaria y Secundaria e imparte Programas de Familia de Desarrollo y Organización Familiar (DyOF); Educación Familiar y Educación Perinatal.

Al Carrer, programa de inserción laboral

La actividad de Nazaret se extiende al campo de la inserción laboral con el proyecto Al Carrer “un programa de acompañamiento y tutorización en el proceso de formación y búsqueda de empleo para 78 jóvenes de entre 16 y 24 años que tienen o han tenido alguna vinculación con Nazaret. Creemos que conseguir un empleo es la mejor herramienta para la lucha contra la pobreza y la exclusión social”.

Desde este programa se trabajan las competencias básicas, (horarios, responsabilidades, educación, etc.) así como habilidades y competencias para la inserción laboral (entrevistas, elaborar CV, trabajar hábitos, resolución de conflictos, educación emocional, itinerarios laborales, conocimiento de recursos del barrio y de la ciudad, burocracia, etc.).

“Estos jóvenes son acompañados durante todo el proceso, se les deriva a recursos externos y a formación, si están preparados para ello. A los que no, se les forma en los talleres realizados en Nazaret. Existe una tutorización en la formación y en las prácticas o inserciones laborales, que facilita la incorporación de estos jóvenes así como la coordinación”.

En el programa colaboran con empresas como Clece con la que recientemente han firmado un acuerdo para fomentar la inserción de los participantes en el programa.  “Sin empresas que quieran conocer estos perfiles, sería muy difícil poder acceder a ellos. Estos jóvenes, por su poca formación educativa o nula experiencia laboral, tienen menos posibilidades para acceder a este mercado. Por lo que facilitar entrevistas, hace que tengan la oportunidad de demostrar su validez ante un puesto de trabajo” destaca Aranzazu Yagüe.

En la necesidad de dar respuesta a una sociedad cambiante, “poder contar con empresas sociales y sensibles a la población con la que trabajamos, hace que caminar juntos sea más fácil. Seguimos construyendo oportunidades entre todos” concluye.

 

Más articulos sobre Exclusión social:

Un convenio fomentará la inclusión laboral de madres en riesgo de exclusión social

14/06/2017

300 kilos en la tercera campaña

13/01/2017

Aprovechar el verano para encontrar empleo

26/07/2018

Lola recupera su vida

13/03/2015