Cataluña

Sant Jordi y su caballo visitaron la escuela 'Els Fesolets'

11/05/2017

Infancia

Por Montse Mesas DonnayMontse Mesas Donnay

En la Escuela Infantil “Els Fesolets” de Malgrat de Mar (Barcelona), gestionada por Clece Escuelas infantiles, cumplimos con esta tradición cada año. Es una Diada que vivimos intensamente realizando durante toda la semana diferentes tipos de actividades.

Se empieza a trabajar explicando a los niños la leyenda mediante cuentos o láminas atractivas, que más tarde quedan expuestas en el aula para que puedan observar los dibujos. Los pequeños se muestran muy atentos y reconocen los diferentes personajes de la leyenda. Durante esa semana también se instaló un photocall divertido en la entrada de la escuela con los tres personajes más significativos de la leyenda: Sant Jordi, la princesa y el dragón.

Esta estructura hecha de cartón y dibujada y pintada por las educadoras del centro, se hizo a medida de los niños de tal manera que pudieran asomar su cabecita por el agujero e imitar a los personajes del cuento o bien hacerse una foto divertida al llegar la familia. Junto al photocall también había una mesa con pétalos de rosa, una marioneta de un dragón y un cuento de Sant Jordi, con la finalidad de que familiares y niños pudieran compartir un rato divertido explicando el cuento con el material proporcionado.

El 23 de abril los niños siempre vuelven a casa con un detalle hecho por ellos que hace referencia al día de Sant Jordi. Cada año se hace uno diferente, este curso han realizado una rosa mediante estampación con alcachofa.

En “Els Fesolets”, las sesiones de pintura se intenta que sean libres y no dirigidas, por lo tanto, los niños tuvieron la oportunidad de estampar libremente una alcachofa con pintura roja sobre un mural de cartulina blanca. Se lo pasaron muy bien viendo cómo al estampar conseguían el efecto como si estuvieran creando rosas. También pintaron con pintura verde palos de helado.

Después, las educadoras recortaron una “rosa” para cada niño y la engancharon al palo de helado, simbolizando éste el tallo de la rosa. Finalmente, el mismo día 23 de abril (este año ha sido el 21 porque el 23 era domingo) el caballero Sant Jordi visitó la escuela junto a su caballo y la princesa. Los niños quedaron sorprendidos gratamente con su llegada y, sobre todo, al ver al caballo.

Más articulos sobre Infancia:

Música reciclada

09/08/2017

I Carrera Solidaria de Mijas

13/01/2017

Ante una emergencia, cada segundo cuenta

26/04/2017

Dejar huella

15/07/2016